lunes, 16 de septiembre de 2013

Mi búsqueda o cómo la ignorancia te da la felicidad

Mi chico y yo decidimos esperar casi cinco años antes de lanzarnos a la búsqueda. Preferíamos dar margen a la pesadilla vivida y, además, éramos jóvenes, tampoco teníamos prisa.
 
Durante esos años fuimos muy felices. Como dije en mi primera entrada era "asquerosamente feliz". Nos lo pasábamos muy bien, salíamos todos los fines de semana, en cuanto podíamos nos escapábamos a alguna ciudad cercana, o a hacer turismo rural, o a la playa. Y en vacaciones nos dedicábamos a recorrer Europa. Poco a poco, el fantasma de mi enfermedad se fue alejando y nos empezamos a plantear que había llegado el momento de ser padres.
 
Recuerdo que acordamos que, cuando pasara la feria de nuestra ciudad, dejaríamos de tomar precauciones y nos pondríamos a la búsqueda. Esto fue en el año 2006.
 
Pasó un año desde nuestra decisión y no me quedé embarazada. Y ahora viene una puyita para todos aquellos bienintencionados que te espetan en la cara a las primeras de cambio que lo que te pasa es que estás obsesionada/estresada/nerviosa. Durante ese primer año no tenía ni idea de ovulaciones, días fértiles, temperaturas ni nada parecido. No controlaba cuando me tocaba la regla ni me ponía a llorar cuando me venía. Simplemente pensaba: "bueno, pues otro mes será", y seguía con mi vida. Feliz como una perdiz. Nadie sabía que estábamos buscando, queríamos que fuera una sorpresa el día que dijéramos que estábamos embarazados, así que si alguien preguntaba le decíamos "todavía no, estamos muy bien".
 
Al año de búsqueda me metí en internet y encontré un foro en el que había más mujeres con el deseo de tener un hijo, y allí empecé a leer posts sobre ovulaciones, mocos cervicales, días fértiles y como controlaban el ciclo. Aluciné, sinceramente, pero aprendí mucho. Y también averigüé que si llevas un año manteniendo relaciones sin protección y no te has quedado embarazada, quizás podría haber un problema o, por lo menos, deberías consultar al médico para comprobar que todo está bien.
 
Y eso hicimos. A los 15 meses de iniciar la búsqueda fuimos a nuestro médico de familia para exponerle nuestra situación.
 
 

13 comentarios:

  1. Hola! con permiso, me paso por tu blog. He leido tu anteriores entradas y me pareces alguien valiente y decidida en lo que quiere, además de saber disfrutar del momento que te ofrece la vida.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. Otro beso para tí

      Eliminar
  2. Yo también me acuerdo de esos primeros años que ibamos buscando, yo estaba en una ignorancia tal, que lo tú dices ni test de ovulación, ni cuentas ni nada de nada, happy flower total.
    Ahora me arrepiento de no haber empezado antes, pero bueno, ya no se puede hacer nada.
    Yo también odio eso de, "cuando te relajes, verás que te quedas embarazada".
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, cuando te relajes, qué asco le tengo a la frasecita. Y oye, que no falla que quien lo dice normalmente es quien no ha tenido problemas para quedarse embarazada. Qué casualidad...

      Eliminar
  3. Me siento muy identificada con tu nueva entrada, yo era una ignorante total de todo este tema, hasta que a la fuerza tuve que ponerme al día, buscar información por los foros, por internet...... Como Aventurina Iris dice, yo odio " y vosotros para cuando, se os va a pasar el arroz...."
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo, que yo al principio aluciné cuando entré a los foros y vi tanta información. Ahora soy yo la enciclopedia andante, jajaja

      Eliminar
  4. Valeska creo que todas hemos vivido felices desde la ignorancia. Y cuando el tiempo ha pasado y hemos visto que no habia embarazo hemos caido de la higuera. Yo tambien pensaba que seria mucho mas facil y que la infertilidad era cosa de señoras con la menopausia. San Google y el Dr. Internet han sido la fuente de informacion de todas en un principio. Un besito guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que ahora mismo lo que tenemos es un máster en ginecología reproductiva. Pero al principio, ay al principio, qué bien se veía todo...

      Eliminar
  5. Efectivamente, se vive muy happy en la ignorancia, y en este duro camino se va perdiendo además la inocencia.

    Pero durante todo este tiempo de lucha he aprendido, he conocido a gente estupenda, me he conocido a mi misma en situaciones límite, he crecido como persona... así que creo que todo el recorrido no ha sido en balde :-)

    Con tu permiso, me quedo por aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo MJ. Hay que intentar sacar lo positivo de cada situación, lo que pasa es que a veces la cuesta arriba es tan cuesta arriba que sólo te fijas en lo dura que es la subida y en que te va faltando el aliento y no te das cuentas de las vistas ni de lo agradable que es el paisaje.
      Por supuesto, eres bienvenida!!!

      Eliminar
  6. También me suenan estos comienzo, una va para que le verifiquen que todo está bien, en mi caso fue así, y que palo cuando no te dicen lo que esperas. Es como un jarro de agua fría.

    ResponderEliminar
  7. Es que te quedas con una cara... porque entonces ¿Cuál es el problema si no hay problema? Y sobre todo, si no hay problema, ¿cómo vamos a solucionarlo?

    ResponderEliminar
  8. Yo también viví en la ignorancia durante casi el primer año de búsqueda, y por supuesto también estoy harta de escuchar eso de "cuándo me relaje", hasta ahora he pasado por dos embarazos que han terminado en pérdida.

    ResponderEliminar