sábado, 2 de enero de 2016

Mi hijo es producto de un aquelarre químico

Eso es lo que opina el obispo de Córdoba de los hijos producto de las técnicas de reproducción asistida.

Y menos mal que no sabe que mi hijo es de ovodonación, si no directamente lo excomulga o lo exorciza. Ay espera, que angelote no está bautizado, pues eso que me ahorro...

La verdad que a mí lo que diga la Iglesia como que me toca un poco el pie. El año pasado el Papa Francisco condenó las TRA. Eso sí, los hijos que son productos de estas técnicas no los condena, sólo las técnicas en sí. Pues muy bien... Sigo diciendo que yo no tengo ningún problema, que para mí es como si alguien me dice que tengo que ponerme velo por ser mujer o que no puedo recibir una transfusión de sangre. Me parece extraterrestre.

Pero me pongo en la piel de mujeres y hombres que sí sigan la doctrina de la Iglesia, que también quieran ser padres y que "el abrazo amoroso" del que habla el arzobispo, y que es la única técnica que aprueba para poder ser padres, no surta efecto. Menudo dilema... o no. Recuerdo un capítulo de la serie La Que se Avecina, en la que Berta, personaje de misa diaria y confesiones horarias, quería recurrir a la FIV para volver a ser madre y, al consultar a su cura de cabecera, a éste le dio un infarto del disgusto que pilló. No sin antes dejarle bien claro a la susodicha que las TRA eran producto del demonio. Sé que esto es una serie, pero también sé que esta dualidad se le tendrá que presentar a más de uno y a más de dos. ¿Qué opción habrán escogido? ¿Seguir lo que una persona le dice que debe o no debe hacer o habrá podido más el querer ser padres?

Yo no entiendo de Iglesia y a lo mejor con esta entrada estoy metiendo un montón de patas y mezclando churras con merinas. Mi cuñada dice que eso es imposible que lo diga la Iglesia. Le mandé un enlace de la noticia en la que se incluía que el Papa actual había condenado las TRA. Pues ella resolvió esa dualidad (el pertenecer a la Iglesia y el querer a su sobrino) diciendo que como no lo había dicho el cura de su parroquia pues que para ella no valía. Pero que lo iba a consultar. Miedo me da lo que le diga Don Francisco...

Y a lo mejor cada uno resuelve la dualidad de la manera que mejor pueda.

Yo como no la tengo...

24 comentarios:

  1. Pues a mí como que plin.
    Menos mal que no pertenezco al rebaño de su dios... y me la trae al pario lo que puedan decir u opinar esta clase de gente.
    Y no digo más porque puedo hacer subir el pan y no quiero ofender a nadie.
    Pero vamos que tienes razón, a ver qué hacen las personas católicas apostólicas que se topen con la infertilidad... yo si lo fuera lo tengo claro, haría un akelarre químico ;)

    Siempre que me entero de "palabras de la iglesia" pienso lo mismo: así es normal que cada vez sus seguidores vayan a menos.

    Bueno perli, nosotras a seguir akelarreando ehhh
    un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo pienso seguir con el aquelarre que mal no me ha ido, jejeje
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Pues yo sí soy una persona religiosa y obviamente, no considero que Angelote sea ningún aquelarre ni nada por el estilo. Pertenecer a un grupo no significa estar al 100% de acuerdo con lo que dicen los dirigentes de ese grupo. La iglesia es mucho más que un obispo y la fe es algo muy personal. Yo no condeno, vamos, es más, apruebo y alabo, los avances médicos para ser padres, pero quizás tengo unos límites morales distintos a los de otras personas. Los partidos políticos, los cantantes famosos y hasta tu equipo de fútbol dicen y hacen cosas a veces que no nos gustan y pese a todo, seguimos con ellos ;) Esa es mi postura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me parece una postura muy interesante, la verdad. Ya dije que quizás metía patas porque es que no estoy muy puesta. Creía que lo que decía por ejemplo el Papa era como algo que había que seguir sí o sí, ya digo que soy muy ignorante en este tema, jejeje.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Pues yo soy católica, algo distanciada de la iglesia por temas como este, pero practicante a mi manera. Y como bien sabes, no he tenido ningún reparo a someterme a Tra. Es más, tengo un tio cura, y en ningún momento ha visto ningún problema moral, me ha apoyado en todos los aspectos, los tratamientos, el proceso de adopción y ahora el duelo.
    No veo mayor demostración de amor que la lucha por la que pasamos muchas para conseguir ser madres, conscientes, meditado y con mucho esfuerzo.
    Así que de dualidad nada. Y el señor obispo este, se puede meter su aquelarre por donde le entre.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le comentaba a Luli, es que no sabía que las directrices de la Iglesia luego cada uno las asumía o no según iban con su manera de pensar. Y me parece estupendo la verdad.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  4. Que les peten a todos! Me pongo muy nazi, pero coño basta ya!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, corta pero contundente...
      Un abrazo

      Eliminar
  5. esta gente no entiende nada de nada,es indignante,me pone muy mal que alguien que sea muy religioso y tal lo escuche y lo tome al pie de la letra, pero en fin que gente hay para todos los gustos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que me suena un poco a "si Dios no quiere que tengas hijos pues resígnate". En estos casos no puedes recurrir a la medicina, pero ¿y en el caso de una enfermedad (que la infertilidad lo es pero bueno?) ¿también te resignas o acudes a los tratamientos médicos?

      Eliminar
  6. Yo también soy creyente pero a mi manera, la iglesia es harina de otro costal.
    Una de las docentes que tuve cuando estudiaba deseaba tener hijos con toda su alma, era super niñera, la oias hablar de sobrinos o ahijafos y le brillaba la mirada. Tiene la mala fortuna de perder todos sus embarazos de forma tardía. Nunca me he atrevido a preguntarle porque ni me incumbe ni tengo valor para ello, pero estoy convencida de que le encantaria pasa por TRA si no fuera tan católica y el centro no fuese tan conservador. No sé si lo.suyo podria tener aolucion de uno u otro tipo, si heparina, si un pesario... lo desconoCo, pero me mata esa nostalgia qie arrastra cuando ve niños (el mio incluido) o habla de los demás peques que le rodean. Si alguna vez alguien me concediese la posibilidad de, por arte de magia, darle un hijo a alguien de mi entorno, se lo daria a rlla.
    Es una pena que por creencia nos neguemos los sueños. Al fin y al cabo la biblia habla de reproducirnos pero no especifica de que manera. A veces se necesita "la mano amorosa" del médico, y eso no tendría que ser motivo de expulsión de ningun sitio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué duro lo que cuentas... A eso es a lo que me refiero, al no seguir tu sueño porque entra en conflicto con una doctrina que tú sigas, sea la que sea, que he puesto la católica porque ha hablado el obispo, pero vamos...
      Y sí, se necesita la mano amorosa del médico a veces, y menos mal que está...

      Eliminar
  7. Hola. Yo también soy creyente y también a mi propia manera. La Iglesia ha evolucionado a lo largo de la historia y volvera a hacerlo (espero!) para ver como normal estas tecnicas de reproducción asistida. Me da mucha pena ver que hay gente que no sigue adelante por la fe que tienen... Al principio de esta aventura tope con una chica que tras mil intentos se negaba a pasar a ovo porque la Iglesia lo condena... También condena las tecnicas que ella había sufrido en su cuerpo mil veces, pero imagino que pasar al siguiente nivel se sale demasiado de lo que su conciencia podría aguantar. Me da mucha pena porque es de esas personas que nunca serán del todo feliz porque les falta un hijo, pero aunque nos cueste entender lo que les pasa por la cabeza, hay que respetarlas. Yo pienso igual que algunas de vosotras, no tiene que parecerte todo bien y estar de acuerdo en todo lo que pasa en la Iglesia, en cualquier asociación, organización... Debemos contribuir a normalizar las cosas y a que evolucionen poco a poco. Yo estoy en tratamiento para ovo y sigo siendo creyente. Ese obispo no es quien para juzgarme a mi ni a nadie, ni siquiera el Papa quien también dijo unas palabras curiosas el año pasado respecto a estos temas. Yo querría bautizar a mi hijo y vivir con el dentro de toda normalidad, pero quizás prefiera finalmente mantenerme al margen y que el/ella decida cuando sea mayor. Mientras llega ese momento solo espero que mi suerte cambie y mi tratamiento funcione, ahora ya si. No os dejéis influenciar por esos comentarios de este tipo de gente, no somos bichos raros ni estamos condenadas por ponernos en manos de la ciencia para intentar ser madres. Muchos besos, Julia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una historia dura la que cuentas Julia. Renunciar a ser padres porque ya no puedes más, porque no ves el final, porque has pasado por mucho y sigues sin conseguirlo, porque sientes que ha llegado el momento de dejarlo es duro, muy duro. Pero no seguir porque entras en conflicto con lo que una institución dice yo lo veo mucho más duro. Aunque a lo mejor para esa persona es la manera de llegar al final y el que venga impuesto de fuera es más fácil de asumir que si lo decides tú misma. Qué complicado...

      Muchísima suerte con tu tratamiento, ojalá lo consigas.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Yo hice un 'Face Palm' cuando leí la noticia. Dejar claro aquí que soy atea e hija del pecado desde mi nacimiento así que a mi lo que diga la Iglesia me la trae al pairo. Pero también soy una persona empática y, como tú, me pregunto que habrán sentido las miles de parejas que, sometidas a TRA, si que siguen los preceptos de la Iglesia además de los instintos tan humanos como pueden ser querer tener hijos, querer verlos crecer, incluirlos en esa Iglesia... Y me echo las manos a la cabeza de la poca sensibilidad que tienen esta panda de poderosos eclesiásticos U_U.

    Afortunadamente, algo me dice que los curas de a pie, los que tratan a diario con los problemas de la gente, serán en su mayoría más sensatos y sabrán acompañar a sus feligreses para encontrar esa felicidad que tanto ansían.

    En fin, es mi opinión.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo en que hay que tener poca sensibilidad para decir lo que dijo este hombre. Imagina que alguien se haya sometido a esto y no sepa lo que opina la Iglesia y se encuentre con el percal. bueno, yo no imagino, he conocido un caso en el que una de sus hijas fue de FIV y el año que viene hace la comunión y al enterarse de esto se puso mal, que no entendía como iba a hacer partícipe a su hija de algo cuando han repudiado su manera de venir al mundo. Muy fuerte
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Esta postura es algo que entiendo. Contare un poco : en mi familia mu abuela es muy católica y sus hijas también, una de ellas no pudo nunca concebir y como mi abuelita piensa que si Dios no te ha dado la bendición de concebir es porque no debes concebir, como si Dios así lo deseara, entonces mi tia( pienso yo que por eso) no se sometió nunca a ninguna técnica ni considero la adopcion,pke según Dios no quiso que fuera madre. Es lo que no entiendo, y como sabe ella si Dios no quiere que sea madre de un niño que necesita cariño? Considerando la adopción, en fin todas decisiones son respetables, y mi tía decidió quedarse sin ser madre toda su vida, ahorita pasa de los 50 años, ahora una prima desea con toda su alma ser madre y desde ase uno tres años que lo busca, no estoy segura pero para mi que no ha buscado reproducción asistida por lo mismo que mi tía, vaya que son cosas que supongo pero más obvias no pueden ser

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy duro esto que cuentas. Vuelvo a lo mismo, entonces si Dios desea que enfermes ¿tampoco buscas ayuda? ¿para algunas cosas sí y para otras no? ¿la resignación es la base de la Iglesia? ¿es la voluntad de Dios todo lo que ocurre? Qué miedo...
      Me da lástima de estos familiares que nombras, aunque a lo mejor son súper felices, creo que la lástima es porque yo estaría mal en su situación, pero quizás ellas lo viven con resignación porque saben que no hay otra salida

      Eliminar
  10. Quice decir en el comentario de arriba que esta postura es algo que no entiendo, me comí el *no*

    ResponderEliminar
  11. Yo creo que la Iglesia en si no es una mente pensante, sino muchas personas y dentro de la Iglesia unos pensarán una cosa y otros otra. A mí nunca se me habría ocurrido decidir cómo tienen que tener hijos el resto y no entiendo qué tiene que opninar obispos, curas, monjas y el papa respecto a paternidad y maternidad si ellos han renunciado a ello voluntariamente, que van a saber del amor y el deseo por ser padres?
    Eso de condenar los tra sólo es opiniones personales, ya sean curas o no, así que lo respeto y me importa un pimiento, Angelote es un hijo amado y feliz, qué lástima que por culpa de opiniones personales de líderes religiosos, los católicos se estén perdiendo Angelotes! Él trae el amor de una donante y el amor de unos padres que lucharon por tenerle, ojalá vengan muchos más, gente tan llenita de amor es lo que este mundo necesita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay muchas gracias por tus palabras tan bonitas!!
      Como decía Ser Educadora, que me ha encantado la expresión, angelote ha venido del abrazo amoroso de un equipo médico, jejeje. Viene del amor de muchísimas personas que querían que viniera y que ahora son felices de tenerle.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  12. A mí mi ginecóloga me contó que ella tiene pacientes del Opus Dei que tienen hasta 5 hijos algunos, todos de tratamientos y que se esconden y lo mantienen como un tabú frente a los de su comunidad por miedo a que les echen. Para las clinicas es un coñazo los pacientes de este tipo porque ponen muchas pegas a congelar embriones y a algunas cosas mas, es como ' quiero pero no quiero' y me consta que mi gine en particular esta hartita de ellos porque van a los tratamientos con muchos prejuicios pero la cosa es que van...esa es la hipocresia de la iglesia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues quiero pensar que a pesar de lo que cuenta tu gine, estas personas pasan por un verdadero calvario personal y espiritual porque tienen que lidiar con el quiero y el debo. No me gustaría estar en su piel, la verdad. Hombre, que habrá de todo, como los que abogan por la familia "tradicional" y luego son unos puteros o divorciados u homosexuales. Pero también habrá a quienes haya supuesto un suplicio tener que recurrir a TRA.
      Un saludo!!

      Eliminar